¿Problemas con tu jefe? 8 propuestas para solucionarlos y mejorar el clima laboral.

insultarEl clima laboral en las empresas es uno de los factores más importantes para incentivar la productividad y la motivación en una organización.

Una excelente comunicación, en las tres direcciones, es fundamental para mantener un ambiente en armonía y un progreso operativo:

  1. Comunicación horizonal (entre compañeros)
  2. De abajo hacia arriba (de los colaboradores con los jefes), y
  3. De arriba hacia abajo (de los jefes con los colaboradores).

Pero, ¿qué sucede cuando hay problemas entre los colaboradores y los jefes? ¿Cómo se solucionan estos problemas? ¿A qué se deben?

Los problemas entre los colaboradores y los jefes suelen empezar por violación a principios fundamentales en las organizaciones, como:

1) La falta de un liderazgo efectivo: los ejecutivos suelen confundir la administración y el liderazgo, “un gerente o jefe no necesariamente es un líder y un líder no necesariamente tiene un puesto alto o tiene gente a su mando”. Para ello, tener en cuenta las competencias para ejercer un buen liderazgo, es necesario.

2) Por esquemas mentales radicales: tener diferentes puntos de vista, opiniones, sentimientos y tipos de personalidad, no son problemas; el lío se origina cuando estas posiciones distintas son radicales. Es necesario recordar que las ideas más innovadoras son las que viene de la diversidad de opiniones, pero con una mentalidad y actitud flexibles.

3) Comunicación deficiente: nos referimos a solicitudes poco claras y precisas (sin responsable, fecha compromiso y entregables); visión, misión, valores y objetivos poco claros o desconocidos; comunicación retenida, comunicación irresponsable (decir todo lo que uno piensa y siente sin mucha consideración); falta de claridad en cuanto a roles, responsabilidades y expectativas, entre otras. El Endomarketing cobra relevancia en este momento, al volver fiel a los principios y objetivos de la empresa, a los colaboradores de la misma.

4) Falta de relación: conocer a tus colaboradores es necesario y primordial para generar una relación de respeto y retroalimentación. Si no existe una relación de apertura, lo más seguro es que los problemas sean más constantes de lo que se puedan presentar.

5) Por no escuchar: no escuchar atentamente y con una intención positiva puede ocasionar más problemas de lo que imaginas.

6) Porque no existe una cultura de responsabilidad y compromiso y en lugar impera una cultura de quejas, chismes y justificaciones.

7) Porque no hay un verdadero sentido de pertenencia y orgullo por el departamento o la empresa.

8) Porque no existe un trabajo en equipo efectivo y cada quien ve por sus propios intereses.

¿Las soluciones? Se originan de las mismas fuentes de problemas; sin embargo, tan importante es solucionar los problemas entre jefes y colaboradores, como buscar el origen del problema, y me refiero a la persona o personas, ya que puede ser un colaborador o jefe o todo un departamento.

Al detectarse quién origina el problema, recomiendo no tomar la medida más fácil: despedirlo, ya que empeorará el clima laboral. En lugar, converse con esa persona, escuche activamente, conozca todas las versiones, brinde apoyo como coaching o mentoring, capacitación, quizás un tiempo de descanso activo. Cuando todas estas estrategias fallen, será momento de tomar medidas correctivas, como un llamado de atención formal o la despedida.

Pendiente entonces cuando tengas problemas con tu jefe o tú tengas problemas con tu equipo de trabajo. Mientras más rápido soluciones, per de la manera más efetiva posible, mejor para todos.

Saludos,

Mario Abril /

Especialista en Marketing Relacional